Bienvenido a  Mi  Blog

Curiosa por naturaleza

MAGIA y EXTRAÑEZA EN ESTAS NAVIDADES.




Cualquier persona que lea este texto, piensa que las Navidades son unas Fiestas que se celebran año tras año, que no pasa nada y que todo sigue igual.

Estas Navidades las pasaré algo diferente, así como algunos. Serán unas fiestas mágicas, a la altura de los sentimientos y emociones que afloran en esta época navideña donde celebraremos solos con Jean Pierre en casa estas fiestas de Nochebuena, Navidad, Nuestro Aniversario de Matrimonio y Año Nuevo.

Vivimos en un piso alto, entre dos parques, llenos de flores: hibiscus, buganviles y rosas rojas, decorado, sencillamente, con una corona navideña, en la puerta de casa, un pequeño árbol lleno de luces y nieve, bolitas de color rojo y figuras de niños en tela. Dos Papás Noel de chocolate en la consola del hall y una guirnalda dorada junto al espejo de la entrada. Es nuestro nido. Porque, este año, con la pandemia, hemos decidido tratar de evitar el contacto en los restaurantes, máxime que se han extendido los horarios de atención al público para cenar afuera. Protegernos del virus COVID19, es lo primero ya que estamos en Toque de Queda y en la 2ª fase de la desescalada. Y aunque suene extraño, al revés de las costumbres de los malagueños, que vuelven a salir a merendar a los restaurantes y que tendrán que regresar antes de las 11.00 de la noche a sus casas. Pero, si te descuidas un momento, puedes adquirir fácilmente este virus, sin darte cuenta, si al lado de tu mesa, en el comedor de un restaurante, tu vecino tose repentinamente o fuma. Y aunque mañana se inicia el invierno, el sol sigue calentando, aunque los días son mucho más cortos y oscurece a las 6 de la tarde, los infectados por este virus siguen en aumento y el número de los fallecidos continúan creciendo en Málaga, España y en el mundo, entero.

Mis Navidades hasta ahora las había pasado siempre en familia, junto a mis hijas, yernos y nietos. Y amigos que no faltaban. Para eso me aprontaba con un mes de anticipación, entrando en las tiendas de última moda, comprando regalitos para cada uno y acomodándolos en mi maleta, feliz de regalar y con la ilusión de encontrarme con mis hijas.

Unas veces, el vuelo era hacia Bogotá, para estar junto a Ana María, Raúl y mis nietos Camila y Pablo y otros años, hacia los Estados Unidos, donde Orietta, Kevin y mis nietos Sofía y Noah. Así es que esos viajes llenos de ilusión, siempre duraban todo un día.

Para esas fechas, siempre compartíamos juntas la alegría de poder estar unidas. La emoción de vernos en el aeropuerto, de darnos y recibir abrazos y besos cariñosamente era indescriptible.

Ya en casa, miramos el pesebre las luces y las cantidades de regalos decorados con cintas y papeles de fuertes colores en la base del arbolito. Y por la tarde-noche, ya habíamos regresado del Salón de Belleza, nos poníamos lo mejor de nuestros vestidos y esperábamos que llegara el resto de la familia. Iniciábamos la reunión con unos canapés de crema ácida con caviar, langostinos, jamón de bellota junto a un whisky con soda, o and the rocks, un gin con gin o un vodka con jugo de naranja, hasta las 9 de la noche para que Papá Noel entre por la ventana a dejarle los mágicos y sorprendentes regalos a los niños al pie del árbol, ya que se han portado muy bien y han recibido unas excelentes notas en el colegio durante todo el año. Y así comenzaba la apertura de regalos también para nosotros los padres y abuelos con un DE…… PARA…. Y felices pasábamos a la mesa para disfrutar del pavo que entre todas ayudamos a poner en la mesa., junto con los acompañamientos, las ensaladas y los infaltables postres terminando la fiesta después de la 1 de la mañana.

Ahora, entre ambos preparemos un menú especial para disfrutarlo en casa, lo que nos da más tranquilidad frente a la pandemia. Y para nuestro Aniversario iremos al Concierto de Navidad “Candel Light” al Gran Hotel Miramar y luego a la cena, siguiendo las indicaciones dadas por el Gobierno para no contagiar ni ser contagiados. Esperar a nuestros amigos Gary y Doris que vendrán a cenar desde Soto Grande el primer día de Año Nuevo para compartir esos inolvidables momentos.

Y finalmente, ser cautos y seguir esperando la fecha en que llegue la vacuna a nuestro Centro de Salud.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El Cuerpo Nacional de Policía de Málaga con el Comisario Roberto Rodríguez a la cabeza señala siempre a sus agentes nacionales la importancia de los valores básicos: entrega, solidaridad, integrid

En la ciudad de Baeza descubrimos una placa muy alegre que testifica que ahí vivió el poeta mientras dictaba clases de francés en la Universidad. Y en el centro de la ciudad nos tropezamos con su escu